nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image

York

Paseando por York (UK)

Cuando supe que vendría a vivir a Londres hice una lista con los sitios de Inglaterra que quería visitar, me compre mi guía de Gran Bretaña y soñé despierta con todo lo que iba a visitar. Puesto que uno de mis viajes sonados es un “road trip” por Inglaterra y Escocia, entenderéis lo emocionada que estaba con conocer todo el país poco a poco.

Pues bien, llevo aquí tres meses (la mitad de mis practicas) y no he visitado tantos lugares como tenía previstos puesto que perderme por Londres me encanta y  todavía me falta mucho por ver de esta gran ciudad. Aunque a’un me queda tiempo para conocer Bath, Cambridge o algún sitio de la costa inglesa (tengo ganas de pasear por pueblecitos encantadores tan típicos de novelas de Jane Austen o Rosamunde Pilcher.

Por otra parte, en mi lista no estaba la ciudad de York; gran error puesto que después de visitar esta pequeña ciudad, que más bien parece un pueblo, creo que debe estar en la lista de recomendaciones e incluso de visitas obligadas para cualquiera que adore Inglaterra como yo lo hago.

Hace un par de fines de semana, mi amiga V y yo (ella más que yo) estábamos deseosas de salir de fuera de la ruidosa Londres y buscamos algún lugar con encanto alejado de la capital para pasar el fin de semana. Mirando mi guía recordé la belleza del condado de Yorkshire y pensé que York podría ser una buena idea.





No me equivoque. York es preciosa y tiene de todo, las tiendas y el ambiente de una gran ciudad pero a tamaño reducido, lo que la hace perfecta para conocerla en pocos días e incluso desear quedarte a vivir allí (mi amiga V está convencida de que es mejor que Londres… y aunque para mi no existe ninguna mejor, entiendo su razonamiento). York tiene historia en todas y cada una de sus pequeñas callejuelas, tiene ambiente y la gente es muy amable, tiene grandes pubs y una buena lista de restaurantes. Por algo es la segunda ciudad más turística de Inglaterra.
Aunque nos llovió todo el fin de semana, no paramos de caminar por el maravilloso centro histórico, enamorarnos de sus casitas y visitar sus monumentos. Como siempre os recomiendo perderos, entre tiendas encantadoras con ese toque antiguo tan especial, pubs ingleses y escoceses (York está casi a la misma distancia de Londres que de Edimburgo) y callejuelas más propias de la Edad Media que del siglo actual.

La historia de York es muy interesante y os recomiendo leérosla antes de viajar a la que por  una década fue la capital del norte puesto que os ayudara a sentiros como si hubieses viajado en el tiempo cuando la visitéis.


Mención especial y aparte merece la sublime Catedral de York (York Minster), y creientes o no, no os la perdáis, es una de las mas maravillosas e impactantes que he visto (y he visto muchas).  Esta Catedral gótica posee una amplia nave y sala capitular es de estilo gótico inglés decorado, el coro es de estilo gótico perpendicular y un transepto de estilo gótico primitivo inglés. En la nave se encuentra la vidriera ‘the West Window’, construida en 1338 y sobre la capilla de la Virgen (Lady Chapel) en el este, se encuentra la ‘Great East Window’, terminada en 1408.

Nosotras la visitamos entera y también subimos arriba. Los 300 escalones no son nada fáciles, no puedes hacer paradas puesto que apenas hay espacio para subir y además se sube en grupo porque se controla que no baje nadie mientras otras personas suben porque no hay espacio para más de una persona. Yo no soy muy deportista (aunque caminar no me importa, pero tengo problemas respiratorios) y llegue arriba bastante cansada… por no decir agotada. Ah pero las vistas valen la pena y sobre todo, el pensar que has llegado al punto máximo de un edificio con millones de años de historia.

El parque contiguo a la Catedral debe ser fantástico en verano igual que los jardines botánicos que no llegamos a ver porque diluviaba. Otro monumento emblemático de la ciudad es, sin duda, la Torre Clifford, una torre normanda reconstruida en 1190 tras las revueltas contra los judíos. Tengo otras recomendaciones como las callejuelas junto a la catedral por las que debéis perderos sin dudarlo, o un paseo por las magnificas murallas que rodean la ciudad, pero como siempre disfrutar del ambiente local y unas buenas botas de agua es lo principal en esta ciudad.


Sobre restaurantes de York, espero hacer un post muy pronto sobre dónde comer, de momento os dejo con estas fotos de York, para ir abriendo boca. ¿Habéis estado en York? ¿Os gusto? ¿Tenéis esta ciudad en vuestra lista? ¿Conocíais su fama?