hoteles,  How to Travel,  IRELAND,  recomendaciones,  Restaurantes

Kinsale – Nuestro Viaje a Irlanda

Hace unos meses viajamos en familia a Irlanda.

Celebrábamos el 60 cumpleaños de mi padre y nos fuimos toda la familia a Irlanda. Decidimos hacer la zona sur y recorrer condado de Cork porque no lo conocíamos y es uno de los lugares más bonitos del país.

Llegamos al aeropuerto de Dublín y llenamos el coche de alquiler con las maletas, pusimos música a tope y nos intentamos acostumbrar a conducir por la derecha, de camino al pueblo de Kinsale.

Elegimos Kinsale como punto de partida y como base desde donde movernos cada día, porque era un pueblo pintoresco y a la vez lo suficientemente grande como para que tuviera oferta gastronómica. Hicimos una buena elección porque, como vimos unos días más tarde, Cork no es muy bonito y Kinsale es una preciosidad.

De camino desde el aeropuerto de Dublín decidimos parar a comer en Inistioge, un pequeño pueblo con mucho encanto en el condado de Kilkenny. No tiene más de 300 habitantes y es un lugar histórico, muy cuidado y realmente fotogénico. 

El Hotel:

Llegamos a nuestro destino por la tarde, y nos dirigimos directamente al hotel que habíamos reservado y que os recomiendo 100%. Las habitaciones estaban recién renovadas, eran amplias y tenían las mejores vistas  al puerto. El desayuno era muy correcto y el personal muy amable. En definitiva, ¡el Actons Hotel Kinsale es una gran opción!

Restaurantes en Kinsale:

Fishy Fishy Kinsale: estaba al lado del hotel, delicioso, bonito y acogedor. Fuimos 2 noches distintas a cenar porque nos gustó mucho por su tranquilidad y comodidad. Los platos estaban bien presentados y eran muy ricos, en especial el salmón.

Jim Edwards: es un gastropub en el centro del pueblo, típicamente Irlandés. Algo menos cuidado que el anterior, pero es acogedor y la comida, aunque más sencilla, estaba muy buena.

The Black Pig: aunque intentamos ir un par de noches, siempre estaba lleno, por lo que nos quedamos con las ganas. Este restaurante con un diseño cuidado y delicado, tiene más de 100 vinos distintos y los platos tienen una pinta fabulosa.

Que visitar:

El pueblo de Kinsale es una maravilla, perfecto para pasear y perderte entre sus tiendas de fotografía, ropa y decoración. Su iglesia se alza, coqueta, en la parte alta del pueblo.

Las vistas desde “Charles Fort” son inmejorables y la visita vale mucho la pena. Además recomiendo un paseo al atardecer de vuelta al pueblo andando entre las espectaculares casas que se alzan en esa zona del pueblo. Una maravilla.

 

Visitamos muchos pueblos en Irlanda pero definitivamente Kinsale fue de mis preferidos. ¿Habéis estado en Kinsale? ¿Y en Irlanda?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *